Vendas y protectores, ¿algún beneficio para el caballo?

VENDAS Y PROTECTORES

En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de vendas y protectores para las extremidades de nuestros caballos; pero ¿sabemos realmente cuáles son sus funciones?, ¿son útiles?, ¿cómo elegir la más correcta en cada caso?… Efectivamente el correcto uso tanto de las vendas como de los protectores puede librar a nuestro animal de importantes problemas en sus patas. El truco está en saber elegirlas y, sobre todo, en saber colocarlas. En este artículo hablaremos sobre esta parte del equipo a la que muchas veces no se le da toda la importancia que merece.

TIPOS

Podemos diferenciar los tipos de vendas y protectores que existen en función del objetivo que cumplan.
En este sentido son tres las principales tareas de estos elementos:

  • Transporte: protegen las extremidades del caballo de posibles roces que se pueda realizar el animal dentro del van.
  • Trabajo: utilizadas para entrenar o concursar, sirven como salvaguardia de las patas ante los más que probables golpes durante el trabajo.
  • Descanso: utilizadas cuando el caballo se encuentra en el box. Su función es evitar que se roce, que se enfríe o incluso prevenir los posibles tirones en los tendones que suelen producirse tras una intensa jornada de trabajo.

 

Vendas y protectores, ¿algún beneficio para el caballo?

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...