El desgarro muscular en el caballo ( tiempo de recuperación)

Dolores musculares en el caballo y su tratamiento con técnicas manuales: la clave del éxito

Cuántas veces un mal gesto, una mala postura durmiendo o un sobre-esfuerzo nos produce un terrible dolor muscular (especialmente en el cuello y espalda) que limita nuestra actividad diaria? Imaginemos cuantas veces nuestros caballos sufren dolores similares, resultado del trabajo diario, de la exigencia de la competición, de la montura, del efecto de la embocadura y la mano del jinete, de un esfuerzo intenso etc…

Estos dolores rara vez cursan con una cojera por lo que las formas que tiene el caballo de manifestarlos son muy limitadas y a menudo difíciles de entender por sus jinetes (pérdida de rendimiento, menor elasticidad, rigidez a una mano, rehúses al saltar, derribos…). En la mayoría de los casos estas dolencias no son detectadas a tiempo, se “curan solas” o permanecen, llegando a hacerse crónicas y dando lugar a patologías más complejas.

¿Qué son estas dolencias?
Principalmente son dolores musculares, contracturas como solemos llamarlas, pero no sólo eso, a veces encontramos puntos gatillo activos, restricciones miofasciales, fibrosis o cicatrices de roturas musculares antiguas, hematomas dentro del músculo, zonas con un aumento del tono o bloqueos articulares (limitaciones en la movilidad).

El desgarro muscular en el caballo ( tiempo de recuperación)

Un desgarro muscular en un caballo puede parecer una lesión debilitante y consume mucho tiempo. Dependiendo de la gravedad de la lesión, el tratamiento y el tiempo de recuperación varía. Los desgarros musculares leves o moderadas pueden curarse en varias semanas o meses con el descanso y un régimen de terapia de caminata conservadora. Los desgarros más grandes pueden tardar más de un año para sanar y, posiblemente, puede terminar la carrera atlética de un caballo. La única manera de diagnosticar un desgarro muscular es con precisión mediante la realización de un ultrasonido. Con un diagnóstico precoz y un tratamiento cuidadoso, tu caballo se puede recuperar rápidamente y con poco dolor.

El tratamiento inmediato

En las horas siguientes a una lesión muscular diagnosticada, la reducción de la temperatura en el sitio de la lesión con agua fría o hielo va a controlar la inflamación y hemorragia interna. Las compresas calientes y la terapia de calor después de un período de 24 horas incrementará la circulación y estimulará que las fibras musculares se fusionen y sanen. Mantén a tu caballo en un establo o lugar cerrado para mantenerlo cómodo y minimizar una lesión mayor. Tu veterinario probablemente te recetará fenilbutazona para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

http://equidinamia.es/dolores-musculares-en-el-caballo-y-su-tratamiento-con-tecnicas-manuales-la-clave-del-exito/

https://muyfitness.com/tiempo-de-recuperacion-del-desgarro-muscular-de-un-caballo_13159543/

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...