Sobre el aseo de los aperos del caballo

Sobre el aseo de los aperos del caballo

Limpieza de la rienda

1. Primero se desarma la rienda, luego, con una esponja o trapo se limpia muy bién.  Se pasa por la rienda teniendo cuidado.(solamente en el cuero)

El bocado (el fierro que va en la boca del caballo) lavarlo muy bién porque se pega la mugre y la saliva del caballo.

2. Después lo armamos nuevamente, si no sabemos armar la rienda pedir ayuda. Importante que todo esté de forma correcta armado. Cada cierto tiempo es muy importante hacerle una mantención a los aperos. Cada vez que el jinete monta tiene que limpiar con agua y esponja el bocado. (además por la salud del caballo también)

Al finalizar el trabajo todo hay que guardarlo en la sal de montura. Las monturas en su lugar con la rienda, no mezclar los aperos. Cada caballo tiene escrito su nombre donde se colocan los aperos respectivos.

 

Limpieza de la montura

1. Sacamos los estribos.

2. No pasar el trapo o esponja por el asiento, solamente por las otras partes de la montura.

3 lavar el estribo la parte de metal. Dejemos que se seque y después se arma. El aceite o grasa solamente se pasa por las hebillas que son de cuero, y por los borrón trasero y delantero. A cada cierto tiempo lavar el mándil. Cuando  se guarda la montura siempre hay que colocarlo encima de algo porque si no se echa a perder , y no son baratas las monturas.

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...