Sobre el aseo de los aperos del caballo

images

 

 

Aseo de la rienda

1 Primero desarmamos la rienda en partes le aplicamos la grasa de cuero solamente en las partes que son de cuero. Limpiamos bien la parte del bocado con una esponja con agua. Después que pasamos la esponja o el trapo con grasa lo dejamos secar y al final lo volvemos a armar. (Cuando empezamos a armar la rienda es importante poner atención a la caída del bocado si no hay que comenzar a armarlo de nuevo y puede lesionar la boca del caballo.

2. Aseo de la montura

Sacamos los estribos lavamos o engrasamos los estribos. Se saca el mandil (se puede lavar en la lavadora, después de lavarlo se cuelga y es necesario que se seque bien)

 

Muy importante la mantención y el aseo de los aperos de esta manera van a durar más tiempo.

Es necesario mantener limpios las frazadas, mantas también.

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...