Sarna en caballos: Síntomas y prevención

Sarna en caballos: Síntomas y prevención

La sarna, con gusto, no pica. El refranero español es muy sabio y, en este caso, se refiere a que al que quiere algo, no le importan aquellos obstáculos que le surjan por el camino.

Como bien sabéis, este significado es metafórico. La sarna, con o sin gusto, pica. Y pica un montón.

Comenzamos de esta manera este artículo porque hoy os hablamos de la sarna, una enfermedad que puede ser tremendamente molesta para su caballo. Esta enfermedad se transmite a partir de los ácaros de la sarna y tiene, como principal inconveniente, su rápida expansión por otros animales que están en contacto físico con los afectados. Una enfermedad muy grave que, si no se trata a tiempo, le puede llegar a producir la muerte.

Aunque no siempre sea patente, esta transmisión se suele producir en épocas del año donde los caballos se encuentran más juntos en los establos.

Síntomas de la sarna

Como ya hemos comentado, uno de los problemas que puede haber con la sarna en los caballos es que no necesariamente pueden mostrar síntomas clínicos, por lo que las revisiones periódicas pueden jugar un buen papel en el posible diagnóstico.

Por norma general, la sarna produce descamaciones en el caballosarpullidos o ampollas. Además de los síntomas cutáneos, el caballo puede tener falta de apetito o puede sentirse demasiado agotado.

De todas formas, no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones, puesto que hay otras enfermedades epidérmicas que muestran síntomas similares, por lo que la mejor opción es que un veterinario determine la enfermedad. No sólo para determinar si es sarna o no, también para averiguar qué tipo de sarna es porque exige un tratamiento distinto.

 

Sarna en caballos: Síntomas y prevención

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...