El olfato del caballo

El olfato del caballo

Como en otros sentidos, el olfato del caballo también es muy superior al olfato de las personas.

Puede ocurrir que en el campo un caballo reaccione negativamente cuando va a cruzar un charco, y no reacciona así por miedo al agua (cosa que también puede ocurrir), sino por rechazo al mal olor del agua putrefacta. Tan es así este sentido, que antiguamente a veces se empleaba esta facultad de los caballos para comprobar si el agua o los alimentos eran venenosos.

En su relación entre sí, los caballos se exhalan mutuamente. Y es como si se hubieran presentado, porque a partir de ese momento ya puede decirse que esos dos caballos “se conocen”. El olfato y los olores ocupan un papel fundamental en la vida del caballo.

El olfato de los caballos

Una vez más, la capacidad de oler de los caballos es increíblemente superior a la del ser humano.

Un semental es capaz de oler a una yegua en celo a una distancia de 800 metros. La tarjeta de presentación de los caballos es su respiración ya que para relacionarse entre ellos, se exalen mutuamente, conociéndose a partir de ese momento.

En cuadras británicas, cuando llega una yegua nueva, es presentada a la líder; dependiendo de cómo sean sus exalaciones, se sabrá si cabe la posibilidad de que se peleen por el liderazgo o no.

Su vida está formada de tal manera que el olfato sea esencial. La orina y los escrementos son verdaderos estamentos para otros caballos, en el sentido de la sexualidad y territorialidad.

 

https://clubhipico.net/veterinaria/1075-olfato-del-caballo.html

https://www.euroresidentes.com/mascotas/caballos/olfato-caballos.htm

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...

Deja un comentario