Nutrición y alimentación del potro huérfano

El conocimiento básico del método apropiado de alimentación y nutrición del potro huérfano es de carácter importante para todos los criaderos de caballos, para poder asistir al recién nacido que por circunstancias de la vida pierde a su mamá.

La naturaleza precoz de los potros requiere que reciban nutrientes a las pocas horas de nacer para sobrevivir. Los estudios sobre la composición corporal han mostrado que los potros tienen pocas reservas energéticas en comparación con los caballos adultos. Por lo tanto, se necesita una fuente de alimento fácilmente disponible para nutrir los sistemas orgánicos y los glóbulos rojos para dar soporte a la termorregulación y el crecimiento. Estas necesidades energéticas se encuentran en el amamantamiento.

Por eso se recomienda tener en todos los criaderos de caballos calostro congelado de yeguas recién paridas. Este calostro puede durar en este estado de congelación aproximadamente un año y todavía conservar sus compuestos nutricionales.

Para dárselo al potro recién nacido, huérfano, o a la cría de una yegua primeriza que no tenga leche, se debe descongelar al baño maría hasta que alcance los 38° centígrados y suministrárselo al potro a razón de 200 ml. cada 2 horas, por sonda nasogástrica o con tetero, pero siempre vigilando que no se bronco aspire, esto se debe realizar en sus primeras horas de vida.

 

A los potros huérfanos es posible ponerlos con una yegua nodriza o alimentarlos a mano. Hay que tomar la mejor decisión evaluando varios factores teniendo en cuenta el personal que comparte la responsabilidad del cuidado.

La yegua nodriza tiene la ventaja de ser sustituto natural. Por lo general son yeguas de buen estado corporal que se han cruzadas con otras razas diferentes a las del caballo criollo colombiano para darles un temperamento más tranquilo y así proporcionarle a los potros un apropiado modelo. Sin embargo, las yeguas nodrizas tienen algunas desventajas, no están disponibles tan fácilmente, no todas muestran una inmediata compatibilidad con el huérfano, en especial si las yeguas han tenido suficiente tiempo para estar unidas a su propio potro; también la naturaleza transitoria de las yeguas nodrizas aumenta su exposición a enfermedades infecciosas.

Se cuenta con varios sustitutos de leche para los potros. La elección se basa en la calidad, el rendimiento, la aceptabilidad y el perfil nutricional. Las leches de vaca, cabra y los sustitutos de leche para terneros, corderos y niños también se han utilizado, el mejor es el sustituto para potros que es especializado.

https://www.engormix.com/equinos/articulos/nutricion-alimentacion-potro-huerfano-t27629.htm


Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...