Sobre las lesiones en la equitación

Lesiones en la equitación, estas lesiones existen desde tiempo inmemorial.
El deporte hípico, es el arte de montar y manejar bien al caballo en el que, jinete y animal forman una unión en la que el primero aparte de cabalgar debe mantener una posición correcta elegante y firme dominando al caballo.

El uso de caballos como animal doméstico se remonta al neolítico y debió de utilizarse primeramente en labores de tiros y labranza para pasar posteriormente a ser animal de montura.

 

lesiones en la equitación, las más comunes:

  • La patología de columna lumbar, es la lesión en la equitación más segura si se monta con asiduidad, las vértebras recogen cada golpe que da nuestro cuerpo sobre el caballo.
  • Las rodillas, también sufren y es otra de las lesiones en la equitación, pues van en plie y además al pegarlas contra el caballo, los ligamentos internos llamados “la pata de ganso”, también se resienten. Los músculos aductores de los muslos, sufren mucho llegando a padecer roturas fibrilares, que se cicatrizan y con el tiempo se osifican, quedando pequeñas calcificaciones.
  • Los músculos gemelos de las piernas y el tendón de Aquiles, pueden lesionarse, dependiendo de cómo usemos el estribo.
  • Las caderas también sufren, es otra de las lesiones en la equitación, por la apertura de piernas, postura del jinete y depende del golpeteo que sufra, puede llegar hasta luxarlas en ocasiones.
  • Otra de la lesiones en la equitación que son más frecuentes son las lesiones acromio claviculares, e incluso en las manos, estas últimas, dependiendo de la fuerza que se haga al tirar de las bridas.

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...