La importancia del aseo y el cuidado adecuado del potrillo

Un potro sano y desarollado

El potro y la yegua dependen de ti para su alimentación. La nutrición es el factor clave para tener un potro sano y desarrollado, por eso es muy importante aportar una dieta personalizada para cada animal.

Las yeguas gestantes, o que están lactando, necesitan un apoyo adicional durante este periodo tan intenso, mientras que el cuidado de potritos, potros de un año y caballos jóvenes también necesitan unos nutrientes específicos. Hay ciertas vitaminas y minerales que son necesarias en cantidades superiores y, sin embargo, menos de otros nutrientes.

 

Preparándole su casa.

El lugar donde se tenga al potro recién nacido y a su madre debe ser seguro. Asegúrate de que no haya huecos en las alambradas donde pueda trabarse con sus cascos. Un simple cercado sería suficiente, pero lo mejor sería tener un cobertizo para protegerle de las inclemencias del tiempo. El cerrado debería ser lo suficientemente grande como para que el potro pueda correr y jugar, para ayudarle a desarrollar sus músculos y ejercitar sus piernas.

La valla debe ser lo suficientemente alta como para que no puedan saltarla, pues los potros y las yeguas suelen hacerlo para estar con los otros caballos. Debería ser de al menos un metro y medio de altura.

Asegúrate de que los pesebres o recipientes donde les des el alimento sean seguros. Que no tengan nada puntiagudo o aristas afiladas. Por lo general, un cubo ancho de goma, una bañera o una carretilla es suficiente.

Imprescindible el agua

Debe disponer de agua. La yegua y el potro deben tener agua limpia a su disposición y cuando ellos quieran. El agua permite producir leche a la madre y es otro líquido que beberá el potro. Aunque no la beba como la yegua, jugará con ella e introducirá en ella su nariz. Cuando llegue el momento del destete, sabrá lo que es.

https://cosasdecaballos.com/el-potro/

 

http://www.pavo-horsefood.es/themas/comprendes-a-tu-potro

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...

Deja un comentario