LA EQUITACIÓN Y SUS LESIONES

LA EQUITACIÓN Y SUS LESIONES

La equitación es una actividad deportiva donde el equilibrio entre jinete, caballo y naturaleza deben estar en perfecta sintonía.

Son muchas las modalidades deportivas dentro de equitación, las principales son la doma clásica, salto de obstáculos, concurso completa (combinación de doma, campo a través y salto de obstáculos), campo a través o cross-country, doma vaquera y raid.

Cada modalidad tiene sus peculiaridades en cuanto al morfotipo del caballo, técnica deportiva y entrenamiento del caballo y el jinete, preparación física y equipamiento específico para cada modalidad, tanto para el jinete como para el caballo.

Las lesiones en la equitación pueden afectar tanto al caballo como al jinete, en este trabajo nos centraremos en la lesiones del jinete y como intentar evitarlas.

Independientemente del tipo de modalidad que se practique las lesiones son comunes para todas ellas, siendo algunas lesiones más frecuentes en una modalidad que en otras, por ejemplo los traumatismos por caídas son más habituales en salto de obstáculos o en campo a través.

La equitación puede parecer una práctica deportiva que no requiere grandes exigencias físicas por parte del jinete, este es un error bastante común sobre todo en aquellos practicantes de actividades ecuestres ocasionales, lo que genera con frecuencia lesiones de tipo muscular y tendinoso por sobreesfuerzo o heridas y fracturas por caídas casuales o por desconocimiento de la técnica ecuestre.

Pero debemos resaltar que la equitación puede generar lesiones muy graves e incapacitantes por la caída en movimiento desde la grupa del caballo con resultado de traumatismos craneoencefálicos y fractura vertebrales con lesiones medulares, lesiones que pueden generar secuelas incapacitantes aunque por fortuna poco frecuente, pero que el jinete novel debe conocerlas, para en la medida de lo posible, evitarlas.

Las principales lesiones en la equitación pueden obedecer a diferentes causas:

  1. Lesiones generadas por el propio caballo. Cualquier modalidad hípica requiere antes su realización, la preparación del caballo, durante este proceso estamos expuestos a heridas y erosiones en la piel por diferentes causas (rascuños en la pared, mordeduras del caballo, lesiones con el ramal), pisotones en los pies por el caballo con lesiones que van desde contusiones a fracturas de los dedos y huesos del pie.
  2. Esta lesiones pueden impedirnos ponernos las botas de montar durante un tiempo por el edema y la tumefacción del pie y por tanto la práctica deportiva. Otras lesiones, que a veces pueden ser graves, son por coces del animal, nunca debemos confiarnos cuando estemos por detrás de un caballo y evitar asustarlo.
  3. Lesiones asociadas a un equipamiento no adecuado. Cualquier deporte requiere que utilicemos los equipamientos correctos, desde una buena deportiva en la práctica del “running” hasta la bota idónea para la equitación. Cualquier modalidad hípica requiere la utilización de botas de montar, pantalones específicos para hípica, guantes, casco y yo recomendaría la utilización de protectores de la columna vertebral y gafas en actividades en campo abierto. La no utilización de estas protecciones o equipamiento inadecuado nos pueden generar:
  4. Erosiones y heridas en las manos

    – Lesiones en las pantorrillas (erosiones, irritaciones en piel, heridas)

    – Irritaciones y escoriaciones en las piernas y nalgas

    – Lesiones en ojos con ramas de los árboles

    – Traumatismos craneoencefálicos por golpes o caídas de cabeza sin casco.

  5. https://www.sanchezalepuz.com/la-equitacion-lesiones/

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...