La dermatofitiosis del caballo

 

Una dermatofitosis es una infección de los tejidos queratinizados, el pelo y el estrato córneo causado por especies de Microsporum, Trichophyton o Epidermophyton, común en caballos. Los dermatofitos invaden los tejidos queratinizados y se mantienen de ellos. En el presente trabajo se evaluan diferentes diagnósticos y tratamientos.

Una de las afecciones de la piel más comunmente observadas en los caballos , es la dermatomicosis o tiña . La micosis cutánea es una enfermedad infectocontagiosa que involucra a la piel y sus anexos ( pelos , crines , casco o vaso ) producida por la acción patógena de un hongo sobre las capas superficiales de la piel .

Los síntomas cutáneos pueden variar desde una ligera dermatitis descamativa o con pápulas o ronchas ( similar al aspecto de una urticaria ) , hasta una afección más severa con costras y áreas sin pelo, dependiendo de la especie de hongo involucrada .
Para dar un correcto diagnóstico , debe recurrirse siempre al cultivo de muestras seleccionadas de piel, pelos, costras y anexo.
Es importante recalcar que el diagnóstico clínico
presuntivo debe confirmarse con el estudio micológico
(KOH y cultivo). Debe basarse éste en una toma correcta
de muestras. El KOH permite el diagnóstico rápido de
dermatofitosis y por consiguiente la instauración inmedia-
ta del tratamiento.
12.1. Introducción
Los dermatofitos son un grupo de hongos
relacionados entre sí que presentan la capacidad de
invadir los tejidos queratinizados (piel, pelo, uñas)
del hombre y de los animales, produciendo una
enfermedad que se denomina dermatofitosis o, más
comúnmente, tiña.
Si bien no se conoce la fase sexual (perfecta
o teleomorfo) de la mayoría de estos hongos, se ha
demostrado que son ascomicetos por distintas técni-
cas. Taxonómicamente se engloban en la división
Ascomycota y pertenecen a la clase Plectomycetes,
orden Onygenales y familia Arthrodemataceae [1].
Actualmente, un único género denominado
Arthroderma
incluye todas las especies de teleomorfos.

Los hongos son microorganismos omnipresentes en nuestro ambiente, la gran mayoría de los hongos son microorganismos del suelo o infectan a los vegetales; sin embargo, más de 300 especies actúan como patógenos en animales. Una micosis es una enfermedad causada por un hongo. Una dermatofitosis es una infección de los tejidos queratinizados, el pelo y el estrato córneo causado por especies de Microsporum, Trichophyton o Epidermophyton. Los dermatofitos tienen la capacidad exclusiva de invadir los tejidos queratinizados y mantenerse en ellos. La dermatofitosis y la dermatomicosis son entidades clínicas diferentes. Los hongos no son una causa común de enfermedad cutánea como se supone.

Los dermatófitos que infectan a los animales con mayor frecuencia pertenecen al género Microsporum y Trichophyton; estos se pueden dividir en tres grupos de acuerdo al hábitat: geofílicos, como M. gypseum, se encuentran en el suelo y descomponen detritos queratinosos; zoofílicos, como M. canis, M. equinum, M. distortum y T. equinum, se han adaptado a los animales y muy raramente se encuentran en el suelo; y antropofílicos, como M. audouinii, se han adaptado al hombre y no sobreviven en el suelo.

Trichophyton equinum es la causa más común de dermatofitosis equina en el mundo (). Otros dermatófitos aislados con menor frecuencia comprenden T. mentagrophytes, T. verrucosum, M. equinum y M. gypseum. La dermatofitosis se presenta en todas las épocas del año, siendo más frecuente en otoño e invierno en regiones de clima templado, en especial en animales confinados. En regiones de clima tropical o subtropical, la dermatofitosis es más común durante la época de lluvias cuando las poblaciones de insectos mordedores abundan (). Los brotes frecuentes de dermatofitosis se observan cuando los caballos se reúnen para fines de entrenamiento, carreras y reproducción.

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...