La conducta sexual de los caballos

En libertad, la conducta sexual de los caballos es estacional para agrupar los nacimientos en el comienzo de la estación cálida. La fertilidad de las yeguas en estado natural es muy superior a las que están en cautividad. Sólo se muestra receptiva durante un período de tiempo y muestra preferencias a la hora de aceptar o no a un macho. En cambio, el semental presenta conducta sexual durante todo el año. La conducta sexual de los caballos se caracteriza por una fase de cortejo larga y una de monta corta, esta última de menos de un minuto de duración.

El comportamiento reproductor del caballo en cautividad es muy diferente del que se observa en estado salvaje. En términos de eficacia, la fertilidad de una yegua en libertad llega al 95%, mientras que en cautividad la cifra puede verse reducida a la mitad.

La comprensión del comportamiento sexual natural del caballo es fundamental para un correcto manejo de los animales en condiciones de cautividad.

La conducta sexual de la yegua

Postura receptiva de una hembra en celo.

La yegua muestra un ciclo sexual que se repite cada 21 días, hasta que un macho consigue fecundarla o hasta que concluye la temporada reproductiva. La primera fase de la conducta sexual pretende atraer la atención del macho. Las yeguas muestran preferencias por determinados machos y su receptividad puede confirmarse por la observación de su postura corporal.

La cola se aparta hacia un lado, el clítoris está expuesto y se producen micciones frecuentes, ricas en feromonas sexuales. Tras la aceptación del macho, la yegua reacciona con total inmovilidad para permitir la monta por parte del semental.

La conducta sexual del macho

El caballo presenta conducta sexual durante todo el año, aunque con mayor intensidad durante la primavera. Los machos muestran, como las yeguas, preferencias a la hora de escoger su pareja sexual.

En general, los sementales evitan montar a aquellas hembras con las que han tenido un mayor contacto social. Esta estrategia biológica evita el apareamiento entre caballos emparentados y previene así la aparición de consanguinidad.

Postura del semental durante el cortejo.

La conducta sexual de los caballos

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...