La comunicación entre caballos

La comunicación entre caballos

Un nuevo estudio reveló que las orejas largas y tan movedizas del caballo pueden ayudarle a indicarle a otro equino hacia dónde dirigir su atención, lo que logra ayudar al animal a ubicar alimento y evadir predadores.

Se trata de uno de los primeros estudios en los que se analizan canales de comunicación de los que los humanos carecen, como orejas movibles, por ejemplo. Y es importante para determinar cómo interactúan los animales entre sí, explicó la directora del estudio, Jennifer Wathan, de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido. Tradicionalmente, los científicos que estudian la forma en que se comunican los animales entre sí se han enfocado en rasgos que también tienen los humanos. Pero pensando en el mundo como haría un caballo, los científicos logran comprender mejor cómo estos animales comparten información.

Como los seres humanos, los caballos son animales sociales. Aunque vivir en grupos grandes tiene sus inconvenientes, también tiene ventajas. Los animales se pueden cuidar la espalda, vigilando si hay predadores mientras otros pastan o buscan comida.

Para que este sistema funcione, sin embargo, los animales necesitan formas de comunicar información a otros miembros de su especie.

Los caballos ven realmente bien- mejor que los perros o los gatos, pero se ha pasado por alto el uso de expresiones faciales”, explicó Wathan, quien pensó que los caballos podían usar la dirección de la oreja como pista sobre hacia dónde mirar y si debían prestar atención a algo del ambiente.

En un grupo de fotos, las orejas del caballo estaban cubiertas por una máscara. En un segundo grupo, los ojos estaban cubiertos. En un tercer grupo de fotos, la cabeza del caballo estaba normal. Wathan y McComb ampliaron estas fotos a tamaño real para que las mirara un caballo en el momento de optar por uno de los 2 recipientes de comida.

http://www.eldia.com/nota/2014-8-31–como-se-comunican-los-caballos-entre-si

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...

Deja un comentario