El remolque – ¿cuál modelo le gustará a tu caballo?

El remolque – ¿cuál modelo le gustará a tu caballo?

El caballo es un animal de grandes praderas, de libertad. Estar encerrado en un lugar pequeño va contra su naturaleza. Por tanto, durante el viaje necesita atención especial, de otro modo se sentirá mal, cosa que se reflejaría en su rendimiento.

 

¿Cuál modelo de remolque le gustará a tu caballo?

 

1. Debe tener suficiente espacio. El animal debe poder desplazarse en el interior, para evitar la claustrofobia, el terror de espacios reducidos. El largo debe ser de mínimo 3 metros.

 

2. El remolque tiene que tener una altura adecuada. Lo que sirve para un poni, es bajo para un caballo grande, obviamente.

 

3. El ancho debe ser cómodo también.

 

4. Es importante que tengan suficiente luz para evitar que el caballo no se asuste por la oscuridad. Es recomendable pintar en blanco el remolque por dentro. La ventana, y luz artificial ayudan.

 

5. El remolque debe tener buena ventilación para evitar el malestar por falta de oxígeno y aumento de carbondióxido.

 

5. Es ideal que el caballo tenga la sensación de que está en un establo, en un ambiente familiar. Que tenga su alimento favorito presente.

 

6. Para evitar lesiones, el piso del remolque debe ser liso pero no resbaladizo, para que el caballo no se caiga cuando frena el chófer. El piso deberá ser sólido y no resbaloso, ayuda poner una cama de tierra, o bien pisos de hule antiderrapantes.

 

7. Los tornillos deben ser fijos, y no deben haber astillas.

 

8. Si la carga es mayor de 750 kgs, en algunos paises es una obligación por ley equipar el remolque con freno de inercia.  Es recomendable usar frenado progresivo que esté acompañado de una amortiguación adecuada. Éstos dos harán que el caballo no sufra en cada frenada.

 

9. Los elementos internos móviles (separadores, guadarnés) deben estar bien instalados para que no hagan ruidos, asustando al animal.

 

10. Amarra al caballo con un nudo que sea fácil de deshacer y por fuera del remolque, para que en caso de ser necesario y antes de abrir la puerta al ir a bajarlo puedas sin tener que entrar al remolque liberar a tu caballo.

 

Algunos expertos proponen que los caballos se transportan a dos. El caballo, sabemos, es un animal de compañía. Si eso no es viable, entonces algunos colocan un espejo en el remolque.

 

http://www.stable-mirrors.co.uk/

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...