La invencible yegua de Hungría, Kincsem – Tesoro Mío

La invencible yegua de Hungría, Kincsem – Tesoro Mío

Esta yegua llamada Kincsem es mundialmente conocida, ya que ha sido la pura sangre inglesa más exitosa de todos los tiempos. Entre 1876-1879 participó en 54 competencias y ganó 54 veces. Durante cuatro temporadas ganó en todas las competencias tanto contra yeguas como contra machos. Su éxito hasta hoy no superó nadie.

Nació en 1874 en Tápiószentmárton. El padre de Kincsem fue Cambuscan, un semental de la Reina Victoria de Gran Bretaña.

Su dueño fue  Ernő Blaskovics. Su raza es Pura Raza Inglésa. La raza llegó a Húngria gracias a  István Széchényi  en el siglo XIX quien fundó el deporte equino en el país.

A pesar de que en la familia Blaskovich todos criaban caballos, nadie  se dió  cuenta del talento que tenía Kincsem. Cuando el animal cumplió un año, su dueno la quería vender, pero nadie quiso comprarla.

Según una leyenda, corriendo con un grupo de cincuenta caballos en los jardines de su casa ancestral húngaro de su propietario, sólo ella era larguirucho y desgarbado. Ella se ponía de pie con la cabeza baja y los ojos entreabiertos. Una noche desapareció, y cuando volvieron a encontrarla, estaba con un grupo de gitanos. “Bueno”, le preguntó su desconcertado propietario al ladrón, “¿por qué robó el caballo en que había tantos más para elegir?” “Porque”, respondió el gitano, “Los otros caballos pueden tener mejor aspecto, pero ella era la mejor de todas. Va a ser un campeón.

Cuando cumplió 2 años, empezó a competir y continuamente ganaba. Desde ese momento durante 4 años entre 1876-1879 participó en 54 competencias y ganó 54 veces. Despues de su gran triumfo la yegua viajó por toda Europa.

Tuvo muy buenos resultados en la crianza. Se retiró en1879. 8 años después, cuando cumplió 13 años,  murió.  Su recuerdo lo tiene el parque Kincsem en la ciudad de Göd. Allí tiene una estatua.

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...

Deja un comentario