El alazán del príncipe (Humor equestre)

images

Un príncipe estaba galopando en su caballo alazán, cuando divisó a una hermosa princesa en el balcón de un castillo. Se enamoró al instante, y subió a encontrarse con ella.

– Hermosa princesa, te amo, mi único deseo en la vida es tenerte en mis brazos.

– Ay, mi príncipe, estás en un gran pelígro. Mi marido es el dragón de siete cabezas. Si te encuentra aquí, te va convertir en polvo.

– No te preocupes, hermosa princesa. Dejé mi caballo debajo del balcón. Si llegara el dragón, salto por la baranda y me voy galopando.

El príncipe y la princesa  estaban pasándolo bien, cuando suena la campanilla de la puerta. El príncipe se tira por la baranda al instante por miedo de ser pillado.

La princesa pregunta:

– ¿Quién es?

– Buenos días, Su Alteza. Soy el caballo del príncipe. Quiero avisarle, que se largó a llover y me puse por debajo de la baranda.

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...