Cómo tomarle el pulso al caballo

 

Cómo tomarle el pulso al caballo

En cada pata hay dos arterias y estas son las que nos van a indicar el pulso. El punto corriente para comprobar el pulso es donde las arterias pasan justo bajo la piel, sobre los huesos sesamoideos de la cara interna y externa de la parte trasera del menudillo.

Para no sentir cada arteria, usa las yemas de los dedos presionando desde el lateral del menudillo, alrededor de él hacia atrás, como si intentaras empujar algo que estuviera bajo la piel. En esta zona notarás algo parecido a una banda cilíndrica de goma, más o menos del diámetro de un lápiz y la puedes hacer saltar hacia delante y hacia atrás ligeramente.

Es un haz que tiene la arteria, la vena y el nervio. Pon las yemas de los dedos sobre la banda de goma y presiona suavemente para que puedas sentir el pulso.

Cuanto más rápido y violento sea el pulso, mayor es el signo de alarma, y más deprisa hay que actuar para que no haya un daño que pueda tardar meses en desaparecer. Vale la pena comprobar el pulso en los dos lados del pie porque si la inflamación y el dolor solo están a un lado puede indicar algo como un absceso, en lugar de laminitis.

Los caballos son animales deportistas y como los humanos que realizan actividades deportivas, hay que saber si las pulsaciones están dentro de unos parámetros normales.

Los caballos maduros tienen una frecuencia cardiaca entre 35 y 45 latidos por minuto en reposo , mientras que un niño de dos años de edad, tiene un pulso ligeramente más rápido . Los potros recién nacidos, por lo general tienen un pulso de 70 a 90 pulsaciones por minuto.

 

 

CUATRO FORMAS DE TOMAR EL PULSO A TU CABALLO

Cómo tomar el pulso de mi caballo

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...