Cómo cuidar a un caballo con problemas respiratorios

Cómo cuidar a un caballo con problemas respiratorios

Si el problema se vuelve una molestia persistente consulta con tu veterinario.Él le hará un examen extensivo y quizás un análisis de sangre pueda asegurar que no exista ninguna infección o inflamación que ya lleve tiempo, y para evaluar la salud de los órganos internos.

Si tu veterinario sospecha de alergias, podría sugerir que se hagan pruebas de alergia, lo cual puede ser un procedimiento simple como extracción de sangre o pruebas cutáneas. En las pruebas cutáneas, el veterinario inyectará pequeñas cantidades de los alérgenos sospechosos bajo la piel y observará la reacción del cuerpo. Las pruebas cutáneas suelen hacerse en una clínica de especialidades o en un hospital docente.

Si tu yegua dio positivo en el examen de moho y alérgenos comunes, empieza el tratamiento. Los mohos y los alérgenos suelen encontrarse en el polvo, el heno y el resto del entorno del caballo, por lo que este diagnóstico no es nada raro en los caballos. Presta atención a los tratamientos y cambios de entorno recomendados por el veterinario que pueden ayudarte a mejorar las condiciones de tu caballo, las cuales listamos a continuación.

Intenta administrar un suplemento respiratorio que haya recomendado el veterinario. En muchos casos los suplementos respiratorios, que están diseñados para facilitar la respiración, pueden ser de gran ayuda. Uno de estos productos se conoce como “Tri-Hist”, que es un antihistamínico disponible sólo bajo prescripción médica.

Prevenir problemas respiratorios en tu caballo

Saca al caballo en la medida de lo posible, especialmente si está confinada a su establo o granero la mayor parte del día. Siempre es bueno un poco de aire fresco para la respiración. Una yegua encerrada en el establo todo el día, respirando el mismo aire viciado, podría estar más propensa a sufrir problemas respiratorios.

Haz una limpieza profunda en el establo una o dos veces al día. Limpiar el establo para tus yeguas y ofrecerles un lugar limpio para vivir es un gran favor, psicológicamente y con fines de salubridad.

Usa recubrimiento sin polvo. El revestimiento de goma es lo mejor pero generalmente requerirá de un poco de recubrimiento absorbentes encima, tales como las virutas de madera. Otro tipo de recubrimiento muy útil para casos de alergias es cartón roto en pequeños pedazos. Es muy absorbente y fácil de manejar.

Dale henilaje o heno remojado durante algunos minutos. Esto le ayudará a cortar el polvo o el polen que suelen encontrarse en el heno seco. Remoja sólo lo suficiente para que el heno esté bien mojado, ya que si remojas el heno demasiado tiempo podrías reducir el almidón y los azúcares que normalmente se encuentran en el heno y que son necesarios para una buena nutrición.

https://es.wikihow.com/cuidar-a-un-caballo-con-problemas-respiratorios

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...