Caballo y jinete

Caballo y jinete

Caballo y jinete, músculo y mente conforman un ejemplo de simbiosis y sinergias necesarias para la consecución de algo que es determinante en esta práctica deportiva, la confianza y la conjunción de voluntades de dos seres vivos palpitando con una armonía ejemplar. Nos referimos a la equitación.

a equitación es un deporte que te hace estar en continuo contacto con la naturaleza y que te permite disfrutar de esa libertad primigenia que los seres humanos y los animales disfrutamos en tiempos remotos conviviendo en perfecta armonía.

La relación que se establece con el caballo sólo la pueden explicar aquellos que lo practican. Los placeres que proporciona montar a caballo seducen a pequeños y grandes, a jóvenes y no tan jóvenes. Hemos de tener en cuenta que está descrito que el caballo es uno de los animales más inteligentes y más nobles que existen en la Creación.

Además de ser un pasatiempo agradable y estimulante, la equitación es una disciplina deportiva exigente que puede aportarnos importantes beneficios físicos y psiclógicos: contribuye a tonificar los músculos, se refuerzan especialmente las piernas y glúteos, pero en él también se trabajan hombros, espalda y abdominales.

Ayuda a mantener la línea (se queman aproximadamente unas 500 calorías por hora), conlleva una serie de movimientos acrobáticos que estimulan el sentido del equilibrio, la coordinación motriz y el desarrollo de ciertas capacidades respiratorias. Pero además requiere de serenidad, equilibrio mental, capacidad psicológica demostrada e inteligencia emocional suficiente que haga que los temores se difuminen y el liderazgo se imponga ante un animal bellísimo de más de 500 kilos que reconoce la destreza, el carácter y la autoridad de quien lo monta.

 

 

 

 

http://www.eleconomista.es/evasion/tendencias/noticias/6291572/12/14/Caballo-y-jinete-musculo-mente-y-posibles-lesiones.html

Facebooktwittergoogle_plus

También te podría gustar...